Para realizar traslados y maniobras, se emplea el montacargas, ya que facilita el transporte de objetos pesados. ¿Sabías que existen diversas clases de estos equipos? Es importante reconocerlos antes de adquirir uno.

A continuación te mencionaremos las diferentes clases de montacargas:

Combustión interna: Cuentan con un motor de gasolina, Gas LP o diésel.

Eléctricos: Están equipados con un paquete de baterías que proporcionan autonomía de hasta ocho horas, pero también emplean cierto tiempo para su recarga

Clase I: Se conforman por un propulsor eléctrico, tres llantas y un sistema de contrapeso para equilibrar la carga.

Clase II: Eléctricos y de menor tamaño para su uso en espacios reducidos.

Clase III: Requieren de una operación totalmente manual.

Clase IV y V: Cuentan con un motor de combustión interna y solo tienen un asiento para el operador.

Clase VI y VII: Ideales para circular sobre tierra, rocas y cualquier tipo de superficie no lisa.

¡Contáctanos! En Grúas Avilés nos especializamos en maniobras de carga y descarga de materiales pesados, así como a la renta de maquinaria de construcción.